¡Iniciamos una nueva Formación!

Por Phil A. Unseld | 17 octubre, 2016

Apreciado estudiante, 

Estamos encantados de presentarte la quinta formación de profesionales del Método Feldenkrais en Barcelona (BCN V).

El inicio de esta edición tendrá lugar el 18 de marzo del 2017. Las inscripciones ya están abiertas, te invitamos a visitar la web www.obradordemoviments.com donde podrás encontrar toda la información necesaria.

La dirección pedagógica está nuevamente a cargo de Beatriz Walterspiel. Su línea pedagógica se destaca por su fuerte compromiso con el legado humanista del trabajo de Moshé Feldenkrais y por su enfoque en el proceso personal de cada estudiante.

Contamos con formadores invitados de máximo nivel a escala mundial. Destacan: Eilat Almagor, Anat Krivine y Ilan Jacobson (Israel), Marilupe Campero (México), Ulrike Apel (Alemania) y Angelica Feldmann (Suiza). 

Philipp se retira de la organización por motivos personales pero seguirá formando parte del equipo pedagógico y acompañará también a esta nueva promoción de futuros profesionales de Feldenkrais con todo su empeño.

Toman el relevo en la organización de esta nueva promoción Hervé Costa y Sara Sanguino, directores del recién inaugurado centro Obrador de Moviments que será, pues, la nueva sede de la formación Feldenkrais en Barcelona. 

Un año más, nos hemos empleado a fondo para ofrecerte lo mejor. ¡Bienvenido al método Feldenkrais!

 

Beatriz Walterspiel, Hervé Costa & Equipo

Tópicos: Sin categoría | Comentar »

Frente a lo Desconocido

Por Phil A. Unseld | 20 abril, 2016

El sistema nervioso humano no es un sistema cerrado. Está hecho para adaptarse a un mundo cuya única constante es el cambio. Aunque los sistemas cerrados cuentan con la ventaja de más estabilidad son incapaces de reorganizarse si las condiciones externas cambian. No sobreviven.

En cambio, nuestro sistema nervioso cuenta con un enorme potencial de adaptación. Somos capaces de hacer frente a todo tipo de cambios mediante la herramienta más avanzada de la evolución: el aprendizaje y, en el nivel evolutivo más alto, la toma de conciencia.

Entendemos el aprendizaje en un sentido amplio, como incorporación de algo nuevo en nuestra vida. Puede ser de forma conciente o no. Naturalmente hay diferentes niveles de conciencia en todos los procesos.

Incluimos como forma de aprendizaje también el famoso condicionamiento que llevó a cabo el fisiólogo ruso Pavlov con el perro que segregaba saliva solo al escuchar la campana en anuncia de comida. Pero es un tipo de aprendizaje primitivo, con poco potencial de adaptación a variables.

El sistema nervioso humano está ‘diseñado’ para aprender, y lo hace con suma versatilidad. El aprendizaje más importante es el ‘orgánico’ (psicomotor) porque nos provee de la base somática del desarrollo de todas las competencias futuras.

El Dr. Ph. Moshé Feldenkrais asocia incluso la calidad de vida de una persona al desarrollo de sus competencias para aprender porque es justamente el aprendizaje lo que le permite a la persona la adaptación cada vez más precisa y armoniosa a todo tipo de cambio en su situación de vida.

Una de las máximas interferencias en la adaptación adecuada a circunstancias dadas son las creencias. Todas las creencias son generalizaciones y por eso necesariamente una reducción. Ninguna generalización se ajusta a la realidad porque no puede sustituir el elemento de la percepción conciente y subconsciente directa de todo lo involucrado en la situación. Esta percepción da pie a la actividad de inteligencias múltiples de otros cerebros aparte del craneal como por ejemplo los complejos nerviosos del corazón, del plexo solar y del sistema digestivo (Nervio Vago). Ninguna creencia puede reemplazar la colaboración en tiempo real de estos centros de inteligencia para encontrar la respuesta precisa, justa y adecuada al momento presente, una y otra vez en el presente.

Feldenkrais sostenía: ‘detrás de cada generalización se esconde una neurosis’. Él definía como tal el hecho que una persona hace lo contrario de lo que quiere ¿Cómo ocurre esto?
La creencia preestablecida condiciona la percepción de la persona e impide el ajuste adecuado a las necesidades del momento con el resultado que la respuesta o la acción elegida no concuerdan con la verdadera intención del individuo en cuestión. En consecuencia puede producir un desenlace que evoca todo lo contrario de lo intencionado inicialmente.

Qué necesitamos para disponer nuestro sistema de forma óptima para estar preparado para el tarea de aprender y llevarla a cabo con fluidez y facilidad? Es primordial para nuestro organismo sentirse seguro. Cuando nuestra seguridad está en juego lo primero que vamos a hacer es lo que sea necesario para volver a sentirnos seguros lo antes posible. Y el primer paso es encontrar orientación. El método Feldenkrais ofrece un sistema de referencia a nivel de organización física para poder orientarse y refinar el ‘modos operandi’ frente a lo nuevo o desconocido. Es un camino que entrena a la persona a darse cuenta dónde se encuentra en cada momento, interna y externamente. Esto le provee de medios que le permiten primero encontrar una cierta comodidad frente a lo desconocido; es decir desarrollar un lugar desde donde es posible abrirse a una nueva experiencia. Si ésta tiene un sentido significativo para la persona, será altamente probable que integre lo nuevo espontáneamente en su vida cotidiana.

Cabe mencionar aquí que hay corrientes homeopáticas que aducen que nuestra capacidad de abrirnos a nuevas experiencias e integrar nuevos principios en nuestra vida es la base de nuestra salud como humanos.

En resumen, la capacidad de exploración, la curiosidad, la disposición a abrirse a nuevas experiencias y el aprendizaje constante son imperativos biológicos irrefutables y características esenciales de un ser humano sano e integro, más allá de su origen, sexo, edad o contexto sociocultural. Y como tal estos atributos se merecen un lugar de excelencia en nuestra vida.

Tópicos: Info | Comentar »

Arreglar el mundo (cuento corto de García Márquez)

Por Phil A. Unseld | 6 octubre, 2015

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.
Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo
de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: — “Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie”.
Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.
–“Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo”.
Al principio el padre no creyó en el niño! Pensó que sería imposible que, a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la
vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.
¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
De esta manera, el padre preguntó con asombro a su hijo: -Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lo lograste?
-Papá, respondió el niño; yo no sabía como era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre. Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.
“Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta a la hoja y vi que había arreglado al mundo”.

Tópicos: Info | Comentarios desactivados en Arreglar el mundo (cuento corto de García Márquez)

Las Artes Marciales & Moshé Feldenkrais

Por Phil A. Unseld | 4 julio, 2015

Moshé Feldenkrais era seguramente uno de los hombres de más comprensión de todo el abanico de posibilidades de movimiento del ser humano. Desde este punto de vista se encuentra en la fila de los grandes Maestros de Artes Marciales como los japoneses Morihei Ueshiba, el fundador del Aikido, y Jigoro Kano, el fundador del Judo.
El Dr. Feldenkrais conoció al fundador del Judo Jigoro Kano en Paris en los años treinta del siglo veinte. En aquel momento Kano se dio cuenta del potencial de Feldenkrais y le encargó aprender el Judo y crear el primer Club de Judo en Francia para difundir este arte marcial en Occidente. Más tarde Moshé Feldenkrais iba a utilizar todo su conocimiento especializado del Judo en combinación con su comprensión de la física y del sistema nervioso humano para crear su propio Método. En el video se puede ver al venerado Maestro Kano en acción. Se preste atención a la consumada mezcla de tranquilidad y potencia sin esfuerzo en sus movimientos.

Tópicos: Info | Comentar »

Formaciones de Profesionales Feldenkrais en Barcelona

Por Phil A. Unseld | 25 septiembre, 2014

BCN panorámica klFuimos pioneros en España cuando organizamos en el 2006 en colaboración con el Institut del Teatre de Barcelona la Primera Formación de Profesionales del Método Feldenkrais con Acreditación Internacional. Desde entonces se han graduado varias generaciones de estudiantes.

Tópicos: Noticias | Comentar »

Formación Feldenkrais en Facebook

Por admin | 11 junio, 2014

formacionfeldenkrais en facebook

Estamos en Facebook, pronto más novedades.

Puedes visitar nuestra página aquí.

Tópicos: Noticias | Comentar »

Bienvenidos a nuestro Blog

Por admin | 18 noviembre, 2013

Breve Introducción al Método Feldenkrais

La mayoría de nosotros guarda en su interior sueños que, una vez realizados, podrían ser la fuente de una vida más profundamente satisfactoria. Pero a pesar de nuestros mejores esfuerzos, aquellos sueños muchas veces se nos deslizan entre las manos de forma trágica o silenciosa. Moshé Feldenkrais creía que todos guardamos extraordinarias capacidades dentro de nosotros y que lo que haría falta es un método apropiado y un poco de dedicación para desarrollar nuestro entero potencial.
El movimiento, según Feldenkrais, es clave en este proceso.

Imaginemos una persona B. que le gusta cantar pero – por alguna razón – está convencida de que no tiene mucho talento. Sin embargo le gusta, y en realidad le encantaría poder desarrollar su potencial de canto porque en el fondo intuye que lo tiene.
Imaginemos ahora que B. va a una clase de canto determinada donde lo único que le piden es cantar una canción que le gusta y en lugar de corregirla simplemente le piden que la cante otra vez pero con una variación en su postura, por ejemplo con un pie apoyado sobre una silla, y que preste atención a la calidad de su voz. De esta forma se sigue desarrollando la clase pasando por diferentes posturas y movimientos “raros”. De repente B. se da cuenta ella misma de que algo está cambiando: su voz se escucha más libre y con una claridad que ni ella creía que fuera posible.
¿Qué ha pasado? O tal vez sería mejor preguntar: ¿Cómo ha pasado?

La experiencia de nuestra amiga B. es lo que pasa a muchos alumnos de Feldenkrais, con la diferencia que no aprenden a cantar sino a moverse mejor.
De niños, muchos nos movíamos de manera natural, expresiva y flexible. Con el tiempo, y tal vez sin siquiera darnos cuenta, muchos hemos perdido esta posibilidad por influencias del entorno, accidentes, miedos u otras causas y nos queda tan solo un remoto recuerdo de cómo era vivir con aquella libertad.

El Método Feldenkrais nos guía en un proceso de maduración como seres humanos que nos puede conducir hacia una libertad de cuya existencia tal vez ni sabíamos. Todo lo que vivimos a lo largo de nuestra trayectoria personal nos ha dado forma, en todo aspecto. Por un lado nos ha aportado muchos recursos y experiencia de vida indudablemente valiosa. Por el otro lado puede haber también situaciones en la vida que nos sobrepasan y cuando no encontramos respuesta armoniosa respetando tanto nuestras necesidades individuales como las circunstanciales. Terminamos por forzar nuestra estructura para conseguir un resultado externo momentáneamente satisfactorio. Con el tiempo nos acostumbramos a las tensiones innecesarias que esto conlleva. Los patrones compensatorios que aparecen en consecuencia comienzan a formar parte de nuestra personalidad y dificultan el desarrollo de nuestro pleno potencial. Sentimos entonces que no estamos viviendo a la altura de nuestras posibilidades.
Feldenkrais creó un sistema pedagógico que ofrece la posibilidad de tomar conciencia del propio ´repertorio´de patrones y luego facilita el aprendizaje de alternativas más funcionales, inteligentes y sanas.
Su objetivo primario es desarrollar la autoconciencia y perfeccionar la capacidad de aprender, propia del sistema nervioso humano. Para ”aprender a aprender” esta metodología trabaja sobre nuestra organización a nivel de movimiento por la importante componente motriz de la autoimagen en nuestro cerebro.
Para tal fin Feldenkrais construyó secuencias de movimientos específicos basándose en una profunda comprensión del desarrollo del movimiento tanto a nivel de la evolución de la especie (filogenético) como a nivel individual en la temprana infancia (ontogenético). Y aunque el desarrollo de una persona no ha sido óptimo es posible madurar estas funciones en edad adulta gracias a la gran plasticidad de nuestro cerebro. Las secuencias ayudan a mejorar la funcionalidad de nuestros actos lo que nos facilita entrar en contacto con nuestro potencial como seres humanos maduros, independientes y libres de elegir, lo que para M. Feldenkrais significaba restaurar la dignidad humana en la persona.
Puede ser interesante para personas de diferentes ámbitos y con distintas inquietudes. Entre los que han encontrado en este trabajo una fuente de inspiración y bienestar se encuentran profesionales de la salud, de la educación, terapeutas, psicólogos, médicos, artistas, deportistas, fisioterapeutas y otros trabajos relacionados con el movimiento y aprendizaje. Pero también hay personas con limitada movilidad o dolores recurrentes que han encontrado soluciones a través de este proceso.

IMG_2997-1156

Tópicos: Info | Comentarios desactivados en Bienvenidos a nuestro Blog